La televisión – ¿Un medio principal o una vieja historia?

Unos pasan de largo, otros no pueden pasarse sin ella y para otros no es más que una forma de perder el tiempo: la televisión. Pero, ¿cómo le va realmente a este medio que ya cuenta con 90 años? Hoy voy a intentar explicároslo.

La primera vez que una televisión íntegramente eléctrica se presentó en público por su inventor, el húngaro Kálmán Tihanyi, seguramente nadie pensó que en poco tiempo se convertiría en un éxito comercial. Lo que entonces fue una novedad, hace ya tiempo que se ha convertido en algo cotidiano. En la actualidad este medio es utilizado por personas de todos los países y ámbitos.

Su consumo diario también ha aumentado paralelamente de manera significativa. Ya en el año 1997 el uso medio diario de la televisión era de 183 minutos al día. Tras el cambio de milenio, en el año 2002, este volvió a incrementarse hasta superar los 200 minutos y posteriormente no se veía fin a su aumento. En el año 2011, su uso alcanzó un máximo histórico, ¡llegando a alcanzar una media de 225 minutos diarios! ¡Todo un récord! El 2015 casi mantiene este resultado máximo con un volumen similar de 223 minutos  diarios.

Así pues, la tendencia está clara, aun cuando internet esté avanzando en muchos ámbitos: De momento, no podrá desbancar a la televisión como único medio principal. Más bien podría pensarse en compartir un mismo puesto en lo alto del podio, ya que hay que tener en cuenta que la televisión está convirtiéndose en un medio de acompañamiento. Eso quiere decir que mientras se ve la televisión también se navega por internet.

Si se suma uno más dos, eso significa que la era dorada de la televisión todavía no ha terminado, sencillamente disminuye su importancia como medio digital.