¿Nos aguarda una realidad virtual?

Ya no es ningún secreto que algunas empresas de TI y del sector de la electrónica estén trabajando en herramientas que en un futuro cambiarán radicalmente nuestras vidas pero, ¿qué más nos deparará el futuro? En esta pequeña entrada voy a daros un pequeño anticipo de lo que está por venir en cuestión de «realidad virtual».

Virtuelle-Realität

Para algunos los smartphone eran aparatos difíciles de entender: «¿Miniordenadores de bolsillo? ¿Qué hago yo con esto?» y alguno que otro pensaba y creía que algo así nunca se impondría. Pero hoy en día el smartphone forma parte de la vida cotidiana, al igual que los patos en el parque.

Unas gafas que le trasladan a uno a un mundo virtual, como el «Oculus Rift», podrían tener un brillante futuro por delante. Así lo confirma, por ejemplo, Goldman Sachs y cuantifica el mercado de las gafas virtuales para el año 2025 en 110 mil millones de dólares. Pero el «Oculus Rift», que entretanto está siendo financiando por el grupo Facebook, no es el único producto del sector. HTC, por ejemplo, ha desarrollado el «Vive» en colaboración con el gigante del sector de los juegos, Valve. En cuestión de calidad de imagen tiene que poder ofrecer más que el mencionado competidor aunque, con 1500 euros, no es que sea precisamente una ganga. El modelo VR de Sony, por el contrario, sí que lo es. Podría introducirse en el mercado con un precio predatorio aproximado de 400 euros. Aunque, en cualquier caso, cuenta con el inconveniente de que solo es compatible con la propia consola de la empresa, la Playstation.

Una cosa es segura: el futuro será tan virtual como algunos de vosotros podáis imaginarlo. El siguiente vídeo os ofrece un primer anticipo sobre el tema.…

Spam a través de redes robot: la amenaza invisible

Aunque nadie quiera formar parte de una red robot, muchos lo hacen sin saberlo. Precisamente los usuarios alemanes de ordenadores son un objetivo muy popular de los delincuentes.

Las redes robot son astutas. Con frecuencia se detectan cuando ya es demasiado tarde o no llegan a percibirse en absoluto. El virus llega al ordenador a través de un malware que infecta al ordenador desde páginas web o correos basura contaminados. Una vez que esté disponible, el ordenador formará parte de una red robot y enviará spam indeseado de manera incontrolada. A través del virus también pueden extraerse otros datos, tales como datos de cuentas corriente, direcciones de correo electrónico, contraseñas y mucho más.

En cualquier caso, este procedimiento resulta muy cómodo para los delincuentes ya que la probabilidad de que los descubran es extremadamente reducida. Y es que su rastro se pierde en el World Wide Web porque otros servidores y ordenadores privados están a su servicio. Por ello resulta demasiado complicado descubrir cómo, cuándo y dónde se contaminó el ordenador, otro motivo por el que este procedimiento resulta tan atractivo para los delincuentes.

Para no formar parte inadvertidamente de esta red, es recomendable evitar páginas web poco serias y no hacer clic sobre enlaces de mensajes que puedan ser correo basura. También es aconsejable instalar lo que se conoce como filtro spam para protegerse de los correos no deseados. Este se encarga de que los mensajes basura no lleguen al destinatario principal sin que previamente se pongan en cuarentena y sean neutralizados.

Así es que mantén los ojos abiertos, ¡las redes robot no han muerto!

botnet

Porqué dependemos de los banner publicitarios

Rascacielos, media página o ventanas emergentes. Todo el mundo los conoce, aunque a nadie le gusten realmente: se trata de los denominados banner publicitarios de internet.

Los hay de muchas formas y formatos y apenas pueden eludirse mientras se navega. Pero por muy enervantes que resulten los anuncios digitales, la publicidad online es necesaria en muchos sitios para que no tengamos que renunciar a los buenos contenidos habituales. Precisamente las páginas web con un elevado contenido editorial, tales como las versiones web de periódicos y revistas (por ejemplo, El País), no pueden prescindir de ellos, ya que, a fin de cuentas, de algún modo hay que financiar los artículos. Ya se sabe por la televisión privada. Los costes de producción de los espectáculos televisivos y documentales sobre la vida cotidiana solo pueden pagarse gracias a las interrupciones de los espacios publicitarios. Algo parecido pasa también en internet. Si algunas páginas no insertaran publicidad, en un futuro tendríamos que renunciar a sus contenidos gratuitos de calidad.

Y los anunciantes también saben que la mayoría de las personas no pueden o no quieren. Puede verse claramente en la evolución del volumen de ventas del sector. Si en el año 2014 todavía fueron 24 899 millones de euros, en el 2015 son ya 28 342 millones de euros, y eso no es todo. ¡En el 2020 el volumen de ventas se elevará a unos increíbles 48 795 millones de euros! Increíble, ¿no? Pero solo en los EE. UU. se genera más de la mitad de dicha cantidad, a una enorme distancia de China, que vuelve a encontrarse en el segundo puesto. Aunque también hay un país europeo, concretamente Alemania, que no sale nada mal parado en la comparación internacional: Los alemanes ocupan el cuarto puesto.

Lockangebot

 …

La marcha triunfal del internet móvil

¿Sois los orgullosos propietarios de un smartphone? En ese caso es muy probable que también tengáis internet móvil, ya que un smartphone sin internet móvil es como Nueva York sin la Estatua de la Libertad: sencillamente inimaginable.

Y eso también se refleja en las estadísticas. Según el gigante americano de TI, Cisco, en el año 2014 el uso de internet móvil en el mundo fue de 2,5 exabytes. A todos aquellos que digan que eso suena poco creíble, solo puedo decirles lo siguiente: Eso no es todo. Un año más tarde, el uso se ha duplicado a casi, ¡4,2 exabytes! Y las futuras perspectivas son todavía mejores. Según las previsiones de Cisco, ¡en el año 2019 el volumen se incrementará hasta unos increíbles 24,2 exabytes! Y para todos aquellos que no sean capaces de imaginarse lo que significa el concepto de exabyte, salvo que debe tratarse de algo inconcebiblemente enorme: ¡Eso equivale a 25 480 396,28 terabytes!

Mobiles-Internet